Aikidumaru es un club de artes marciales formado por un grupo de personas de diferentes edades a quienes le une la pasión por la practica de aikido. Desde su creación en el año 2012, la familia ha ido creciendo paulativamente. Lo cual hace que seamos el 2º Club mas importante en la Comunidad de Madrid.

En estos años, no solo hemos crecido en numero de aikidokas, además se amplia la oferta de lugarés donde poder llevar a cabo la practica de aikido y hemos aumentado el cuadro técnico de profesores, todos habilitados por la RFMDJ y Deportes Asociados.

Como club federado, todos nuestros miembros estan cubiertos por la licencia federativa que les proporciona:

  • Garantía absoluta de refrendo por parte de la FMJYDA, de la RFEJYDA y del CSD de tus progresos deportivos, así como acceso a cursos, competiciones, actividades deportivas y a posibles ayudas y becas convocadas por los estamentos oficiales.
  • Seguridad de que el profesor que te imparte clases está titulado, homologado, actualizado y participa en cursos de formación permanente que imparte la federación.
  • Cobertura automática de póliza de seguro de accidente deportivo (Mapfre Vida) en los términos que fija el Real Decreto 849/1993, de 4 de junio.

La Escuela de Aikido “AIKIDUMARU” sigue la línea de trabajo marcada por Nobuyoshi Tamura Shihan (8ºDan) a través de la dirección del maestro Manolo Jiménez, formando un un grupo con una sólida base para el estudio y la práctica dinámica y enriquecedora. Además de todo esto, cuenta con un ambiente excepcional de trabajo y compañerismo haciendo que la práctica diaria no se haga monótona ni rutinaria.

Las directrices principales de esta escuela son el trabajo y el esfuerzo personal en la búsqueda de un aikido serio, sólido, lógico y eficaz.

Adultos

La practica de aikido se adapta a cualquier edad, género o condición física de un adulto. Y el resultado será el mismo para cualquier persona que practica en Aikidumaru. Lógicamente serán los objetivos personales que cada una se marca, los que determinan el camino a recorrer en aikido.

El Arte del aikido es una oportunidad para el crecimiento, la introspección y el conocimiento de las posibilidades del cuerpo en todos sus niveles: físico, mental y espiritual. A la vez, el Arte del aikido es una puerta abierta hacia la salud. Refuerza distintos beneficios desde el interior: flexibilidad, tonificación muscular, la concentración y la capacidad de reacción son algunas de ellas.

Infantil

La práctica del aikido desarrolla cualidades físicas, como la flexibilidad o la agilidad, síquicas concentración, equilibrio (tanto físico como mental) o sociales. Esto contribuye a que los niños se sientan mejor con su cuerpo dándoles mayor confianza en sí mismos y mejor comunicación con los demás, mayores y pequeños.

Pero una cualidad que aporta el aikido frente a otras disciplinas, es que debido a su carácter no competitivo, los niños aprenden a solucionar un conflicto y no a iniciarlo. Dentro de un clima de compañerismo y en ausencia de cualquier carácter agresivo se trata de enseñar una actitud de calma, respeto y un método de defensa personal.

La práctica de las técnicas de aikido les enseña a controlar la agitación, precipitación e impaciencia; tan natural en los niños de hoy en día. A través de la práctica los niños aprenden que hay momentos para jugar, momentos para estar serios, momentos para hablar, momentos para relajarse, momentos para aprender… se vuelven conscientes de que existen momentos diferentes y aprenden a adaptarse a cada situación de manera natural.